Y si tu no puedes…

Y si tu no puedes hacerme olvidar, ¿que va a hacerlo?. Si tú, alguien tan pura, tan buena, tan simple pero al mismo tiempo tan completa. Capaz de dar tanto sin esperar nada, tú que has sido capaz de romper los esquemas de mi cabeza, la combinación perfecta de inteligencia, carácter, sentimientos, belleza… tú que a pesar de ser joven sabes que es vivir, que es luchar, que es superarse, tú que eres la imagen perfecta de lo que mi mente podría querer… pero cada risa, cada conversación, cada palabra, cada momento, cada beso… siento que es un momento prestado de otro que nunca llegó a ocurrir.

Me siento mal, muy mal… por no poder querer, por no poder dar todo por tí, me siento mal porque no quiero hacerte daño porque no mereces que te lo hagan porque te mereces lo mejor, te merecerías mi mejor versión. Pero no soy yo el que está aquí es solo una parte de mí, la otra se quedó parada en el tiempo, parada por algo que quería y amaba de verdad con todas mis fuerzas y que se congeló, dejando en ese momento fríos muchos sentimientos, dejando una herida abierta que nadie más puede cerrar.

Y ahora entiendo, y ahora puedo entender que es tener a alguien al lado dando el 100 por 100, dando lo mejor y tu no estarlo, y sentir la amargura de tener algo muy bueno al lado y no poder dar lo mismo y ahora entiendo y comprendo todo lo que en su momento no era capaz de ver por todo el amor que sentía… Y ahora entiendo lo difícil que es querer y olvidar, lo difícil que es volver a encontrar el amor cuando un día ya te encontró…

Forced to forget, forced to be not me

Forzado a olvidar algo que no quiero, forzado de la forma más dolorosa, por el tiempo, por la dejadez, por el silencio, por el vacío, por la soledad, forzado a olvidar todo el amor…

Forzado a ser alguien que no soy, forzado a ir en contra de mis principios, de mis ideales, de mis pensamientos, forzado a ser alguien nuevo, forzado a no luchar…

Forzado a aceptar esta situación, forzándome a creer que sigues siendo tú, forzándome a no sentirme engañado, forzándome a creer que todo era verdad…

🧩

Y la verdad es…

La verdad es que estas enamorado, que no quieres hablar de ello, que quieres ignorarlo pero que no lo puedes negar y que tampoco lo escondes si se da el momento. La verdad es que ahora estás solo, que ni siquiera sabes de ella cuando antes era parte de tu día, que ni siquiera habláis porque es “mejor” así cuando antes éramos confidentes.

Y la verdad es que todo esto te mata, todo esto te supera en algunos momentos, todo esto también te está haciendo conocer partes de tí escondidas, te está haciendo débil cuando siempre has sido fuerte, te hace sufrir aunque tu orgullo no quiera, te hace ir en contra de tus principios, te hace preguntarte por qué, cuál es el motivo de que ocurra todo esto, por qué tu que siempre fuiste frío e independiente sufres por alguien.

Y la verdad es que te jode porque la quieres (y lo dices en presente) aunque haya pasado ya mucho tiempo porque de la forma en que se marchó aún no puedes hablar en pasado. E intentas buscar el porqué cuando te decía que te quería, el porqué cuando te abrazaba, o cuando te hacía reír, cuando hacíais el amor de la forma más apasionada nunca vista y sobre todo por qué viniste a mí en tus peores momentos, mostrandome tu ser más interior, haciéndome sentir especial junto a tí por ayudarte a estar mejor, por involucrarme contigo hasta el punto de congeniar perfectamente, hasta el punto de querer solo lo mejor para tí, hasta el punto de enamorarme de tí.

🧩

Algo para dormir

Algo que me haga dormir

4.14 de la mañana sin poder dormir, pensando, dando vueltas a las cabeza, se me vienen recuerdos, imágenes, suposiciones, no consigo quitarlo de mi mente.

Siento rabia, golpeó la almohada, miro al techo, intento pensar fríamente, intento odiarte para olvidarte pero… tampoco esto va a funcionar. Y me odio a mí por haber dejado que esto ocurriera, por verme en esta situación, por haber querido algo tanto y tenerlo a años luz de mí.

Y entre tanto te preguntas por qué una vez más, por qué tomaste ese camino, por qué me hiciste creer que te retirabas para desconectar cuando aprovechaste para acercarte a él. Y me culpo porque el intentar hacer las cosas bien me ha llevado al error porque otros han aprovechado hasta el último momento porque el que no respeta gana.

Y te odio por esto, por haberte dejado engañar mientras estabas aquí, mientras estabas allí, por alguien que no supo quererte hasta donde te merecías en su momento y que no ha dejado de controlarte todo este tiempo y que te dejó y que sólo se interesó cuando empezaste a ser feliz con tu propia vida, tus propios amigos, tú propia casa… cuando empezaste a ser feliz conmigo.

Me jode que todo lo que he sentido, que todo lo que siento haya quedado relegado a nada, a puro anhelo , silencio y oscuridad. Y se que con él no, con el no vas a ser todo lo que quieres ser feliz y ojalá te des cuenta y ojalá veas tú error y ojalá hagas las cosas bien estemos cerca o lejos.

Y en el fondo a pesar de todo cada minuto estaré esperando un reencuentro de nuevo que quizás nunca llegue porque hay una herida abierta que solo frente a frente se puede cerrar.

Mucha Magia

Sin trampa ni cartón el secreto me fue desvelado. Todos la tenemos, todos inconscientemente sabemos como hacerla… y no se tratan de trucos, engaños o ilusiones (bueno no ópticas) porque con ilusión todo se empieza, podría decir que es el principal elemento para descubrir el poder que tenemos.

Lo mejor de ella es el transcurso, el camino desde que nace la idea hasta que esta llega a su resultado final. Esa ilusión por algo que te lleva a dar lo mejor de ti, a salir de tu zona de confort, a experimentar, a inventar, a crear, a descubrirte a ti mismo.

Magia es hacer posible lo imposible, aquello que nunca imaginarías ser capaz, magia es superación, magia es creer, magia es no rendirse, magia es no conformarse, magia es no mirar atrás o a un lado, magia es afrontar y luchar por aquello que una vez lo consigues te hace sentir bien, grande… magia por un trabajo, una idea, un proyecto, una creencia, un sentimiento… magia por y para alguien.

Es una inyección de autoestima que te hace sentir invencible y capaz de todo pero sobre todo inmensamente feliz y que en en el mejor de los resultados, como buen mago y su público, hará inmensamente feliz a quien disfruta de ella.

Lo que te diría

Te diría que te hecho de menos, que me gustaría poder sentarme contigo a tomarme un café, charlar, reír…Te diría que ojalá todo hubiera ido bien, como imagino en mi cabeza, que no tuviera que escribir estas palabras, que simplemente pudiera disfrutar de tí.

Te diría que te he querido te quiero de verdad y mucho, y que has marcado mi corazón y que por esto no quiero aceptar la realidad, que me gustaría poder luchar, que me gustaría poder ir donde estés, buscar y abrazarte… ese abrazo que tanto necesito, que tanto anhelo, que tanta fuerza me daba porque sin quererlo te encontré y me enamoré. Te diría que lucharía por tí hasta el último aliento de mi vida que sería fuerte junto a tí hasta el último momento de mi vida y que estaría a tu lado hasta en el último rincón del mundo.

Te diría que ojalá que me leyeras, que ojalá supieras todo lo que siento por tí, que ojalá pudieras sentirme, que ojalá estuvieras a mi lado.

🧩

Simplicidad

Yo simplemente quería quererte, compartir mi tiempo junto a ti, compartir momentos, sensaciones, risas, logros, derrotas…

Ahora mismo hay dolor y toxicidad, no quiero esto, no para ti, para mi, para los dos. Pienso que la única solución es ignorar todo lo que siento, mirar a otro lado y así por lo menos evitar dañarte, aunque nos estemos engañando a los dos, aunque no sea yo.

No es demasiado, no es obsesión, no es enfermedad … Es amar y querer a alguien con todas tus fuerzas y no poder demostrar todo lo que sientes.

🧩

Fuerza, amor y amistad

Y te sientes cansado, te sientes débil, sientes el peso de tu cuerpo multiplicado por cuatro y te sientes mal contigo mismo por estar así. Sacas fuerzas para ignorar lo que te hace sentir así, intentas aparentar que no pasa nada y quizás lo consigas pero… en el fondo en tu mente en tu corazón no es así y sufres, te sientes impotente por cada palabra, por cada hecho, por cada silencio, por cualquier motivo que llevó a esta situación.

Eres consciente de que te enamoraste y aún estás enamorado de la forma más fuerte posible de la mejor amiga que nunca has tenido, con quien más has reído, con quién más ilusión te ha generado, con quién más de todo has sentido. Y eres consciente de que ella no siente lo mismo, de que a pesar de tener una conexión casi perfecta esta muestra de amor es incompatible y lo culpas del distanciamiento que hay ahora.

Piensas sientes que necesitas la amistad de esa persona como al principio, pero los sentimientos que van más allá de la amistad son muy fuertes, y no te quieres engañar, no la quieres engañar.

Y no eres idiota, y lo has pasado mal, y ella sin quererlo te ha hecho sufrir pero cuando conoces a alguien tanto, cuando consigues amar a alguien tanto que quieres lo mejor para ella por encima de todo eres capaz de tragar tú orgullo y sacar las fuerzas de donde sea necesario.

Eres débil y lo sabes, sabes que te juega una mala pasada, sabes que no quieres ser así, que quieres ser el tipo que has sido siempre, y te tienes que forzar a ser fuerte aunque no te apetezca, aunque sientas que te va a explotar la cabeza, aunque no quieras hablar, aunque no quieras ver a nadie.

Y finalmente te preguntas porqué simplemente las cosas no pudieron salir bien.

El regreso

Vuelves intentado no mirar atrás, intentando tener la mente limpia para el presente. Entras a casa y recuerdas momentos, respiras hondo y sigues adelante.

Acabas de llegar pero ya preparas la salida para marcharte cuanto antes porque ya no puedes seguir ahí porque aunque no quieras debes (estás obligado) a abandonar ese sitio que hasta ahora había sido tu hogar. Y mientras empaquetas tus cosas dudas de aquellas palabras … “No hay que vivir de los recuerdos” pero aquello que guardaba en las cajas no son recuerdos son sentimientos, son vivencias que en algún momento estuvieron presentes que se sintieron muy fuerte, que eran sinceras, que eran alegría, que eran vida, ¿y que ocurrió?, ¿ya no existen?. Cuando hablamos de recuerdos buenos y bonitos, de personas que aún existen, ¿porqué olvidarlos?, ¿que sentido tiene?, ¿porqué no luchar por ello?. Muchas respuestas me venían a la cabeza… puede que todo se apagó en su momento por dar pasos erróneos, porque los sentimientos no eran sinceros o simplemente que nada es para siempre.

Una cosa solo estaba clara y es que pasara la que pasara y lo que tenía que pasar en el futuro en estos momentos se encontraba solo consigo mismo y sus pensamientos y que tenían que aprender a convivir con el pasado para sobrevivir en el presente y así poder vivir en el futuro, fiel a sus sentimientos y sus principios.